etiquetas

miércoles, 28 de noviembre de 2012

queridos padres

Queridos Padres:

Dadme sólo lo que necesito y es bueno para mí. No me deis todo lo que os pida, a veces sólo pido para ver hasta cuánto puedo coger.

Habladme con tranquilidad. No me gritéis, os respeto menos cuando lo hacéis, y me ensenáis a gritar a mí también, y yo no quiero hacerlo.

No deis siempre órdenes... Si en vez de órdenes a veces me pidierais las cosas yo lo haría más rápido y con más gusto.

Cumplid las promesas, buenas o malas... Si me prometéis un premio dádmelo, pero también si es un castigo.

Valoradme y no me compareis con nadie, especialmente con mis hermanos. Si me hacéis parecer mejor que los demás alguien va a sufrir, y si me hacéis parecer peor que los demás seré yo quien sufra.

Mantened vuestra opinión sobre lo que debo hacer. No cambiéis de opinión tan a menudo… sed decididos y mantened vuestra decisión.

Déjadme valerme por mí mismo, si hacéis todo por mí yo nunca podré aprender a ser autosuficiente.

Hablad con sinceridad delante de mí. No digáis mentiras delante de mí ni me pidáis que las diga por vosotros, aunque sea para sacaros de un apuro... me hacéis sentir mal y perder la fe en lo que me decís.

Cuando hago algo malo no me exijáis que os diga por qué lo hice, a veces ni yo mismo lo sé.

Cuando estéis equivocados en algo, admitidlo. Crecerá la opinión que tengo de vosotros, y me enseñareis a admitir mis equivocaciones también.

No me digáis que haga una cosa si vosotros no lo hacéis. Yo aprenderé y haré siempre lo que vosotros hagáis, aunque no lo digáis, pero nunca haré lo que digáis, si no lo hacéis.

Cuando os cuente un problema mío no me digáis: “no tengo tiempo para tonterías” o “eso no tiene importancia”. Tratad de comprenderme y ayudarme.

Tratadme con la misma cordialidad con la que tratais a vuestros amigos.  Aunque seamos familia también podemos ser amigos.

Enseñadme a amar y conocer los valores que respetáis y amáis. No me vale que en el colegio me enseñen creencias que no veo en vosotros.

Y queredme, queredme mucho…y decídmelo! A mí me gusta oíroslo decir aunque no creáis necesario hacerlo.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario