etiquetas

lunes, 10 de diciembre de 2012

poniendo el árbol

cogí del trastero la caja del árbol y una bolsa de bolas y me lo llevé a casa... locura absoluta. el monito volcó la bolsa llena de bolas de colores, y se dedicó a esparcirlas por la casa, con las manos, con los pies,....

luego pusimos el árbol y le encantó irme dando las ramas para que las fuese encajando en el tronco.

y por supuesto, lo mejor, la caja vacía, donde cabe él perfectamente.

ahora ya están (casi) todas las bolas colgadas en el árbol. este año no nos hemos atrevido a poner las luces (con lo que le gustan los cables y los enchufes) pero las bolas de momento las está respetando, aunque de vez en cuando se acerca, coge una, y se la lleva.

y para eso está el árbol, para dar espíritu navideño, para que todos podamos disfrutar de él en estas fiestas (cada uno a su manera).

No hay comentarios:

Publicar un comentario