etiquetas

martes, 26 de marzo de 2013

El tren

Fuimos de fin de semana al país vasco y nuestra ventana daba a las vías del tren. ¡¡menudo descubrimiento, el tren!! Cada vez que sonaban las barreras el monito iba corriendo a la ventana gritando “el teeeeeeeeeen, el teeeeeeeeeeeen”, para que le cogiésemos y poder ver el tren. Luego le decía adiós, y lloraba cuando se iba. Menos mal que pasaba cada poco, así que enseguida venía otro, Claro, que nos pasábamos el día con él cogido en brazos, esperando a que pasase el tren.

Pero es que se durmió pronto, y mientras dormía pasó un tren. EL monito abrió los ojos y susurró “el teeeeeeeeen”, volvió a cerra los ojos y se quedó dormido.

¡¡lo echaremos de menos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario