etiquetas

viernes, 5 de abril de 2013

en el parque de bolas

Uno de los días lluviosos de semana santa fuimos a un bar del pueblo y tenía una pequeña zona de niños en uno de los lados. Había colchonetas, un tobogán, bolas, balancines, pelotas...

Nos gustó mucho porque la zona era totalmente abierta y accesible desde las mesas, en todo momento nos veíamos, tanto él como nosotros. Había pocos niños, entre 2 y 3, y no había monitores.

Pudimos tomarnos algo y hablar mientras le monito brincaba y saltaba y nos llamaba para que le viésemos tirarse del tobogán.

Nos gustó mucho la idea de no "dejar" al niño sino de estar en el mismo espacio pero con entretenimientos diferentes. ¡¡ojalá hubiese muchos sitios así!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario