etiquetas

miércoles, 4 de abril de 2012

mi primera siesta

fue el domingo. estaba hecha polvo, quría dormir. después de comer, le di teta al monito a ver si se domía, pero nada de nada.

y entonces,.... papá mono me dijo que me fuese a la cama, que aprovechase, que lo mismo en diez minutos venía porque el monito me reclamaba, pero que aprovechase a descansar.

y me fui. vaya si me fui. me puse el pijama y me metí en la cama. pensé que no podría dormirme, que vendrían enseguida. pero no, me quedé dormida.

me desperté mucho más tarde, descansada. se habían ido de paseo y el monito se había quedado dormido en la mochila. y yo había dormido, por primera vez desde hace casi diez meses.... ¡¡una siesta de pijama y orinal!! nada menos que dos horas, con toda la cama para mí, sin teta, sin tener cuidado de no girarme, preocupándome solo de dormir y descansar.

¡¡me quedé nueva!! ¡¡qué gran experiencia!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario