etiquetas

miércoles, 5 de septiembre de 2012

en la ducha

el monito entró al baño y se puso a dar golpes en la mampara de la ducha. pensando que querría un juguete que tenía dentro, abrí la puerta. 

entró corriendo, se sentó, y empezó a señalar el grifo mientras decía: "ahhh, ahhhhh". la manguera de la ducha le apasiona.

no me quedó más remedio que ducharle. para que luego digan que los niños no quieren bañarse nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario