etiquetas

lunes, 3 de septiembre de 2012

vuelta a casa

el mes de agosto hemos estado fuera. la guardería del monito cerraba, así que nos hemos trasladado todos a casa de los abuelos, en la sierra. el monito se ha quedado allí con los abuelos. papá mono y yo íbamos y veníamos desde allí a trabajar, supone un poco más de tiempo que desde casa pero era la mejor solución parar todos.

¿y qué decir de este mes? pues que la convivencia es complicada. que aunque muchos lo crean así, para mí no son vacaciones. y que estamos mucho más agusto en nuestra casa.

es cierto que el monito ha podido disfrutar de los abuelos, y los abuelos del monito. que se ha pasado la mayor parte del día al aire libre, cuidado, atendido y querido. que ha tenido a sus abuelos entregados, pendientes de él en todo momento.

peeero... no es su casa. y no se le premite tocar los muebles, abrir las puertas, entrar en la cocina, entrar en el baño.... dentro de casa no ha podido casi explorar, a todo se encontraba un "no".

los horarios han estado totalmente descontrolados. ya de por sí al monito le cuesta mucho dormirse, así que como para conseguirlo en una casa llena de gente que habla con un tono más bien fuerte. y ahí los abuelos no han ayudado nada, ya que basta que queramos relajar al monito para que se duerma, pues van ellos y le activan con juegos, cosquillas,... entre que no hemos conseguido cenar pronto ningún día, y que a ellos se les ha olvidado que los bebés se acuestan pronto.... ha sido un desastre.

pero sobre todo hemos notado la falta de intimidad, el que los abuelos sean invasivos con nuestro tiempo y espacio, el no poder disfrutar de ratos a solas, el que se nos cuestione continuamente nuestras decisiones y nuestra forma de criar.

los abuelos han sido padres, han educado a su manera, y ahora nos toca a nosotros como padres educar a nuestra forma, hacerlo de la forma que creemos mejor. pues no lo entiende, se siguen creyendo con autoridad sobre nosotros y por supuesto sobre el monito, sin respetar para nada nestras decisiones o forma de hacer las cosas.

creo que los abuelos deberian saber ejercer como tales, disfrutar de su nieto, pero asumiendo que ese niño tiene unos padres que intentan hacer las cosas de la mejor forma que pueden. por supuesto los abuelos no se cuestionan que haya formas mejores de hacer las cosas, la suya es la mejor, porque sí. no importa si les enseñas un libro, si les intentas explicar.... su forma siempre es la buena, y tú como padre te equivocas.

así que estoy contenta de que volvamos a estar en casa, de que volvamos a la normalidad.

hoy el monito ha empezado la guarde y le he recogido muy contento, jugando libre, sin que le estén diciendo todo el rato lo que tiene que hacer.

para lo bueno y para lo malo... ¡¡se acabó el verano!!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario