etiquetas

miércoles, 11 de enero de 2012

nadando... en la bañera

desde que hemos empezado a ir a la piscina el monito no ha vuelto a ser el mismo. Nada de estar tranquilamente tumbado en la bañera, boca arriba, como antes. Es mucho más divertido darse la vuelta, ponerse boca abajo, impulsarse con los pies, estar a cuatro patas, agarrarse al borde para intentar ponerse de pie, o incluso lanzarse para intentar coger cosas de fuera de la bañera.

pero con diferencia lo que más le gusta es que le pongamos de pie para que pueda agacharse y levantarse. Ahí se le ilumina la cara y dibuja una gran sonrisa, ¡¡qué divertido!!

ya no sirve el baño como algo relajante, ahora es un momento de actividad máxima, de juego, de descubrimiento.

La pena es que cuando crezca un poco tendrá que aprender a disfrutar en la ducha, o a conformarse con la piscina, porque en casa no tenemos bañera. ¡¡Ya me gustaría!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario