etiquetas

lunes, 16 de enero de 2012

hay un monito debajo del agua

La semana pasada en matronatación nos dijeron que metiésemos a los bebés debajo del agua. Los que no lo habían hecho nunca, solo meter la cabeza y salir, los que ya lo habían hecho más veces, desplazarse debajo del agua como si buceasen.

El monito estaba con su padre, que le sopló en la cara y le metió despacito. Salió con cara de asombro, pero no se asustó ni lloró, y siguió la clase como si nada, sonriendo a su padre.

Viendo que hay bebés que se pasan la clase llorando (y eso que hay pocos que sean tan pequeños como el monito) da gusto ir así a la piscina, ni una lágrima, ni un quejido, se pasa las clases disfrutando.

Así que hemos superado una prueba más, ahora ya tenemos un monito casi buceador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario