etiquetas

lunes, 2 de enero de 2012

feliz 2012

fuimos a pasar la nochevieja al pueblo, con todos los primos. pensé que el monito se pondría tonto de sueño, pero aguantó riéndose hasta las doce. mientras yo me atragantaba con las uvas, él se atragantaba con su teta, y así despedimos el 2011.

como anécdota, le dimos a probar el puré que su primo no quería, y menudo éxito. abría la boca y se lanzaba a por la cuchara como si llevase una semana sin comer. se zampó un cuenco enterito, y porque no le dimos más. también devoró el solomillo, el pan,.... vamos, ¡que menuda cena que se pegó!

despedimos el 2011, y ahora ya es 2012, esperemos que sea un gran año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario