etiquetas

jueves, 12 de enero de 2012

en vertical

está claro que al monito la posición horizontal no le gusta. Si quiere dormir, incorporado en la mochila. Si quiere jugar, sentado o de pie, pero no tumbado.

Por eso me extrañaba que con lo movido y activo que es, no fuese capaz todavía de mantenerse sentado él solo, ya que otros bebés se sientan mucho antes. Alguna vez le he dejado sentado en la cama (el colchón es bastante firme) pero aguantaba dos o tres segundos como mucho.

Esta mañana ha decidido madrugar (y mucho) así que para entretenerle le he puesto sentado, cogiéndole de las manitas, le he soltado, ¡¡y se ha tirado un buen rato él solo!! Parecía que estaba en un barco de todo lo que se tambaleaba, pero ahí ha aguantado estoicamente.

Después le he vuelto a dar las manos, ha hecho fuerza y se ha puesto de pie, y ahí ya le ha invadido la emoción y ha paraecido su gran sonrisa.

Esto de ponerse de pie lleva ya unos días haciéndolo, cuando está tumbado boca abajo le doy las manos, y se impulsa con una fuerza enorme hasta ponerse de pie.

Pero es que desde sentado se ha levantado sin casi esfuerzo, ¡¡menudo descubrimiento!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario