etiquetas

lunes, 27 de febrero de 2012

mentiras ¿piadosas?

desde hace tiempo me vengo dando cuenta de lo que mienten los padres acerca de sus hijos.

la sociedad nos vende que hay que tener bebés modelos, que "se portan bien", no lloran, comen estupendamente y duermen toda la noche del tirón en su propia habitación desde que nacen.

parece que son todos así, hasta que profundizas en la relación con los padres y los empiezas a pillar en renuncios:

J me dijo un día que su niña era buenísima y que no la habían oído llorar desde que nació. a los pocos días le dice a otra persona que se duerme ella solita, llora dos minutillos y se duerme sin más. a los pocos meses confies que le han hecho el método estivill y la niña ha estado tres semanas sin parar de llorar.

A me dijo hace dos años que no viajaba porque sus niños lloraban sin parar desde que les montaba en el coche. de hecho, en el único viaje que hice en su coche, la niña no paró de llorar en las dos horas que duró el viaje (y ni una parada, qué tortura). el mes pasado me dijo que sus hijos nunca han llorado en el coche.

todavía recuerdo a L confesando el día de su tercer parto que sus hijos mayores seguían despertándose por la noche, con 5 y 3 años.  el otro día hablando del sueño del monito, me soltaba impasible que sus hijos siempre habían dormido fenomenal, toda la noche del tirón.

y digo yo: ¿se sientes algunas personas peores padres por confesar que sus hijos comían mal, o se despertaban, o lloraban? ¿no es esto lo esperable de un bebé? parece que si todos mentimos diciendo lo bien que lo hace todo nuestro bebé, los demás pensarán lo buenos padres que somos.

el problema es que, de tanto decir la gente que sus bebés no lloran, no dan malas noches, y comen cantidades ingentes de comida, pues resulta que crean falsas expectativas, y la gente de alrededor  asume que eso es lo normal. Y entonces llego yo, sincera, contando que el monito come lo que come, o duerme en tramos de dos horas, o.... Y me miran todos horrorizados, acusándome de mala madre.

menos mal que, con un poco de información (foros, libros,...) he descubierto que tengo un bebé completamente normal.

¿no sería más sencillo ser sinceros y saber que son cosas totalmente normales?

No hay comentarios:

Publicar un comentario