etiquetas

martes, 28 de febrero de 2012

primera herida de guerra

este fin de semana pasado estuvimos en el pueblo. como siempre, el monito durmió en la cama con nosotros. claro, que había una "pequeña" diferencia: en la cama del pueblo no hay barrera.

pensé que no habría problema, otras veces que hemos dormido allí el monito ha dormido en medio, sin peligro. pero ha crecido y se ha vuelto más inquieto. se despierta por la noche y salta de una teta a otra, de un lado a otro.

en uno de los despertares, noté cómo se escurría de mi brazo, un golpe seco y un llanto agudo: el monito estaba en el suelo. como pude, lo cogí a oscuras y lo puse en la teta, tardó poco en calmarse, menos mal. tomó más teta y volvió a dormirse, esta vez sí, en medio.

a la mañana siguiente vimos su primera herida de guerra, una herida en la ceja y párpado derechos, un golpe rojo con un arañazo, nada grave afortunadamente.

y así va el monito, luciendo su primera herida de guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario