etiquetas

miércoles, 22 de febrero de 2012

visitando guarderías (IV)

aunque ya había visto una guardería que me encantaba, decidí seguir mirando para tener en cuenta todas las opciones, sobre todo porque el horario de la que me gusta es algo reducido y no sé si voy a poder llegar a un acuerdo con la empresa para poder compaginarlo.

esta vez iba más tranquila a las visitas, sabiendo que tengo un sitio de referencia que me da tranquilidad.

en la primera visita, la impresión no fue tan mala como el primer día, aunque no me convenció lo que vi. en el aula de bebés tenían a varios de ellos (ya mayores) sentados en la trona, que no me parece que sea el mejor sitio para pasar la mañana. ¡¡y tenían hasta bebés de 18 meses!! ¿cómo pueden mezclar bebés de 4 meses con bebés de 18? se supone que hay un grupo de 1 a 2 años, así que eso me echó mucho para atrás.

las calses de mayores me parecieron demasiado pequeñas para tantos niños, y encima tenían mesas y sillas por lo que prácticamente no había espacio para que jugasen en el suelo. los vi tan pequeñitos allí sentados que me dio pena. ya tendrán tiempo de sentarse en toda su vida escolar.

la forma de comunicación con los padres es también a través de una agenda, en la que apuntan a qué hora ha hecho pis o caca, si le han echado crema o no, y si se ha comido todo o no. bueno, yo quiero que tengan a mi hijo limpio y atendido, pero me preocupa mucho más saber qué actividades ha hecho, si ha estado contento o no, si ha aprendido algo nuevo,.... para mí es algo mucho más importante eso que saber la hora exacta de sus deposiciones.

luego la directora me dijo muy orgullosa que tenían clases de inglés (desde los 4 meses) y que iban a la piscina (con monitores extraños para ellos). sobre todo lode la piscina no me gustó. creo que son muy pequeños y que necesitan enfrentarse a un medio desconocido con una figura de apego, y no con gente a la que no conocen de nada.

y bueno, no tenían patio pero los sacan al parque público con una cuerda. es mejor que nada, desde luego, pero se aleja mucho de lo que yo espero....

así que me fui a la siguiente visita. es un chalet y salió una mujer (creo que la dueña o directora) que no me podía atender porque era la hora de la comida y estaba sola. ¿cómo? ¿dejó a los niños solos para salir a abrir la puerta y se puso a hablar conmigo?

pero bueno, muy amablemente me dio la lista de precios, me cóntó su vida, y me dijo que la guardería solo me la podía enseñar a partir de las 5 y media de la tarde, cuando ya no hay niños.

está muy bien que me enseñe las instalaciones, pero para mí es fundamental verlas llenas de niños, cómo están, cómo se comportan, si se los ve felices, atendidos,.... así que descartada también, no puedo fiarme de un sitio si me lo enseñan vacío.

¿tan difícil es encontrar un sitio decente, con buenas instalaciones, con gente cariñosa, donde atiendan a los niños, a nuestros niños, como se merecen?

No hay comentarios:

Publicar un comentario